El concejal del PSE-E Ángel Madrazo ha presentado hoy una formación que se está desarrollando con los alumnos/as de 3º de Primaria para que adquieran autonomía y reduzcan el peligro de atropello, dentro del programa para una movilidad segura

Parar, mirar, esperar a que paren los coches y cruzar. Esas son las cuatro pautas a la hora de atravesar un paso de peatones. Los niños y niñas de Barakaldo de 3º de Educación Primaria lo están aprendiendo este curso gracias a una nueva actividad de la concejalía de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, dirigida por Ángel Madrazo (PSE-EE), dentro del programa para una movilidad segura.

“El objetivo de esta formación específica es generar autonomía suficiente en los niños y niñas. Queremos que sean conscientes de los riesgos que corren al cruzar un paso de peatones; que interioricen que siguiendo las pautas adecuadas y aumentando la atención reducimos el peligro de atropello”, ha explicado Madrazo.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil ha asistido hoy a la actividad que se ha desarrollado junto al Colegio Público Rontegi, en la que han participado alumnos y alumnas del centro. Previamente la formación se ha llevado a cabo en otros tres centros educativos -Arteagabeitia, Larrea y Alazne-, si bien esta iniciativa de sensibilización se ofrecerá en todos los colegios barakaldeses.

Los niños y niñas, de entre 8 y 9 años, trabajan en el aula los conceptos básicos y después salen al exterior, a un paso de peatones cercano al recinto escolar. El formador les muestra allí unas plantillas de dibujos y palabras con una serie de acciones que permiten una mayor atención a la hora de cruzar un paso de peatones (para, mira, coche parado y cruza).

Se divide a la clase en cuatro grupos: uno toma medidas, otro coloca las plantillas en el paso de peatones, un tercero usa un spray negro para dibujar sobre las plantillas y, cuando la pintura está seca, un cuarto grupo descubre los pictogramas. Posteriormente, los estudiantes regresan al aula, donde conocen una historia real de atropello en un paso de peatones por no seguir las indicaciones oportunas. (La pintura cumple con la normativa y es antideslizante).

El policía local responsable del programa para una movilidad segura, Josu Villalta, y dos técnicos contratados a través del Plan de Empleo financiado por Lanbide se encargan de impartir la formación. Dos agentes de motos de la Policía Local colaboran cortando el tráfico en la zona.

DE IR DE LA MANO O ACOMPAÑADOS A CIRCULAR SOLOS

“Uno de los hechos más relevantes de estas edades es la adquisición de una mayor autonomía. Esta se refleja también en el ámbito vial, pues los menores pasan de ir de la mano a ir acompañados y de ahí a ir por la calle solos, sin la supervisión de las personas adultas. Su experiencia como viandantes, justamente con la sensación de ser ya mayores, puede ayudar a trabajar algunos conceptos viales fundamentales, tales como la necesidad de compartir la vía pública con los vehículos y la de desarrollar estrategias de autoprotección en sus desplazamientos a pie”, ha relatado Ángel Madrazo.

Madrazo ha enmarcado la actividad dentro de la iniciativa para transformar en caminos seguros el entorno de los colegios de Barakaldo, en la que el área de Seguridad Ciudadana y Protección Civil está trabajando en los últimos meses.