La iniciativa se prolongará durante un mes y se realizará en las arquetas generales de la ciudad, según ha anunciado hoy la concejala de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, Alba Delgado

El Ayuntamiento de Barakaldo llevará a cabo a partir de la próxima semana un tratamiento intensivo de desratización en las calles de Barakaldo. La iniciativa se prolongará durante un mes -en concreto, entre el 15 de octubre y el 15 de noviembre- y tiene como objetivo reducir de forma significativa la población de roedores en la ciudad.

Según ha informado hoy en rueda de prensa la concejala de Desarrollo Sostenible y Medio Natural, Alba Delgado, el Ayuntamiento realiza este tipo de tratamientos intensivos tres veces al año: en primavera, en verano y en otoño.

Normalmente, el tratamiento intensivo de otoño arranca el 1 de octubre, pero en esta ocasión los técnicos han decidido retrasarlo dos semanas debido a las altas temperaturas que se han registrado en septiembre.

“Los roedores se refugian en las alcantarillas cuando empieza a hacer frío en la calle, por lo que si el verano se alarga, como ha sido el caso, la actuación es menos efectiva. Por eso ha sido necesario retrasar unos días el tratamiento intensivo. Eso sí, durante ese periodo se sigue actuando diariamente en la ciudad con tratamientos de desratización en lugares concretos. Estos puntos se determinan en función de los avisos que nos trasladan los vecinos y vecinas, a quienes después les informamos de la actuación”, ha explicado Delgado.

El Ayuntamiento cuenta con un servicio de desratización contratado con una empresa especializada. Cualquier vecino o vecina de Barakaldo puede requerir la intervención gratuita de esta compañía llamando al teléfono de atención ciudadana 010 o enviando un correo electrónico a siguiente dirección: haz-sac@barakaldo.org.

De hecho, tanto la ciudadanía como las comunidades de propietarios suelen hacer uso de este servicio para reducir la presencia de ratas tanto en las calles de la ciudad como en bajos, locales y patios de edificios.

CEBOS PARAFINADOS

El tratamiento intensivo que arranca el próximo 15 de octubre se realizará en las arquetas generales situadas a lo largo de las calles de Barakaldo. Personal especializado colocará cebos en el interior de dichas arquetas. Estos cebos serán enganchados en superficies subterráneas para garantizar que son ingeridos únicamente por las ratas, cuyo organismo será afectado letalmente.

“No hay peligro alguno para los humanos y animales domésticos, ya que al situar el cebo en el subsuelo no tienen acceso a él. Además, el cebo está parafinado para que no contamine el agua”, ha relatado la concejala de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente.

En cualquier caso, la lucha contra los roedores no solo debe consistir en tratamientos intensivos. También es necesario mejorar progresivamente las infraestructuras existentes (redes de saneamiento de y pluviales, alcantarillado…), mantener en buen estado las zonas comunes de las comunidades de propietarios y evitar la presencia de residuos fuera de los contenedores, que genera la atracción de las ratas.