Los Socialistas piden medidas urgentes y recuerdan que el origen del problema es la subasta de los servicios por parte del Gobierno de Amaia del Campo

La oferta de actividades también ha empeorado con decisiones como la privatización de las escuelas deportivas

La Siebe encharcado

Algo grave pasa en el Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Barakaldo. Es un clamor entre los usuarios y usuarias y clubes: desde la llegada de Amaia del Campo (PNV) a la Alcaldía en 2015 las instalaciones deportivas de la ciudad se han deteriorado de forma notable y la oferta de actividades ha empeorado. Duchas sin agua caliente en los vestuarios de La Siebe, césped con agujeros en varios campos (Lasesarre, La Siebe…), niños y niñas sin poder competir porque se ha privatizado la escuela de atletismo…

Como viene denunciando reiteradamente el PSE-EE, estos problemas se producen como consecuencia de la subasta de los servicios de mantenimiento y actividades del IMD, que no solo afectan a las condiciones de los trabajadores y trabajadoras, sino también a la calidad de los servicios. Con la subasta se contrata a la empresa más barata, y eso se traduce en una peor atención a los vecinos y vecinas.

Es por ello que los Socialistas han exigido por escrito hoy al presidente de este organismo autónomo del Ayuntamiento, Gorka Zubiaurre, que convoque un Consejo de Dirección para dar las explicaciones oportunas e informe de las medidas que se van a adoptar para resolver esta alarmante situación. “El equipo de Gobierno de Amaia del Campo debe asumir su responsabilidad política, admitir sus errores y poner fin al caos que están provocando en el IMD”, ha subrayado el concejal del PSE-EE y consejero de la entidad Juan Antonio Pizarro.

Especialmente preocupante es la situación de los campos de fútbol de La Siebe y Lasesarre y la Ciudad Deportiva de San Vicente. “La última noticia es que están creciendo setas en el interior de los vestuarios de La Siebe. Los niños y niñas están en unas condiciones insalubres”, ha denunciado Pizarro.

 

LA SIEBE, LASESARRE, CIUDAD DEPORTIVA…

En La Siebe el césped también está una situación lamentable, mientras que los menores se tienen que duchar casi a diario con agua fría. En el campo de Lasesarre, mientras tanto, el césped está también impracticable, hay goteras y se inundan los baños públicos. La situación de la Ciudad Deportiva de San Vicente también es rocambolesca: lleva más de tres años cerrada al público por unas obras que parecen no concluir y el Club de Atletismo no tiene dónde entrenar de manera decente, mientras que la Unión Sport está ‘exiliada’ en Ansio.

A todo ello hay que unirle otros episodios registrados como los numerosos focos fundidos del Polideportivo Lasesarre, las goteras del Frontón Barakaldés o los chapuceros arreglos realizados en la pista de skate de Desierto-Urban.

En cuanto a las actividades, la privatización de las escuelas deportivas está dejando sin la posibilidad de competir a numerosos niños y niñas al depender de una empresa y no de la federación correspondiente. Solo en la escuela de atletismo, hay 80 menores afectados.

 

SE PONE EN RIESGO LA SALUD DE LOS NIÑOS/AS

“Se está haciendo un daño terrible a los clubes barakaldeses, se impide que los niños y niñas puedan hacer deporte y, además, se está poniendo en riesgo la salud de cientos de personas. El Gobierno del PNV debe cambiar su forma de gestionar el IMD urgentemente”, ha concluido Juan Antonio Pizarro, quien recuerda que el Ayuntamiento tiene recursos económicos suficientes para poder mantener en buenas condiciones al deporte barakaldés. No en vano, solo en los tres últimos años se ha acumulado un superávit de 23,5 millones de euros.