Casi dos años después de que empezaran las obras, los clubes siguen sin poder disfrutar de las instalaciones por la falta de compromiso con la reforma de Amaia del Campo (PNV)

La ausencia de vigilancia en las instalaciones, además, ha ocasionado destrozos y ha puesto en riesgo a menores

Foto Ciudad Deportiva empantanada

El PSE-EE de Barakaldo ha dirigido hoy un escrito a la alcaldesa, Amaia del Campo (PNV), para trasladarle el malestar vecinal por el abandono de la Ciudad Deportiva de San Vicente.

Los Socialistas se han hecho eco de que las obras de remodelación del recinto están empantanadas y a corto plazo no parece que se vaya a poner solución. Algo que se une a la falta de vigilancia de las instalaciones, que ha provocado destrozos como sillas arrancadas y ha puesto en riesgo la seguridad de menores que se suben a la cubierta de la tribuna.

Antes de las elecciones municipales de mayo de 2015, el PSE-EE consiguió una subvención de 850.000 euros para reformar la tribuna de la Ciudad Deportiva. Se trataba del pistoletazo de salida a las obras de remodelación integral de las instalaciones, que incluían la renovación de la pista de atletismo, el campo de fútbol, los vestuarios…

Pero llegó Amaia del Campo (PNV) a la Alcaldía y se evidenció una falta de compromiso con esta reforma. Las obras empezaron tarde (en verano de 2016). Y casi dos años después la Ciudad Deportiva sigue sin poder usada de forma normalizada por el Club Atletismo Barakaldo, mientras que la Unión Sport de San Vicente entrena y juega en el ‘exilio’.

Al parecer, acaban de salir a concurso las obras para renovar el campo de fútbol y la pista de atletismo, pero hasta que se adjudiquen los trabajos pasarán varios meses y el plazo de ejecución es de 5 meses y medio.

“Cuando empiece la próxima temporada, la Unión Sport deberá ‘exiliarse’ por tercer año consecutivo y eso se podía haber evitado. Con una buena coordinación, todas las obras podrían haberse realizado en 12 meses”, ha explicado la portavoz del PSE-EE, Ana Belén Quijada.

 

‘EXILIO’ EN LA SIEBE, ARTEAGABEITIA Y GURUTZETA

Por otro lado, los Socialistas han vuelto a instar también hoy a la alcaldesa a arreglar el césped del campo de fútbol de La Siebe, tal y como reclaman los padres y madres, que han llegado a presentar 350 firmas en el Ayuntamiento. El PSE-EE viene alertando de esta situación desde octubre del año pasado.

Otro de los problemas que había en La Siebe era el lamentable estado de los vestuarios. Tras la presión ejercida por la recogida de firmas, mañana empiezan las obras en los vestuarios del campo de fútbol 7, que tenían agujeros en el suelo tapados con maderas sueltas, entre otras deficiencias.

Ahora, los niños y niñas deben ir hasta el polideportivo de Gorostiza para poder cambiarse y ducharse, con las molestias que ello supone. El PSE-EE ha constatado el malestar de los padres y madres con la medida y ha pedido que se usen provisionalmente el resto de vestuarios de La Siebe. “Con una organización apropiada, es posible”, apunta el concejal Juan Antonio Pizarro.

Los Socialistas han mostrado su preocupación también por el ‘exilio’ al que se ven obligados los niños y niñas que practican deporte escolar en los colegios Arteagabeitia y Gurutzeta, algo que se debe al retraso en las obras de instalación de los ‘aterpes’ en los patios de ambos centros. Los padres y madres están muy molestos por los continuos retrasos de las obras, que en un principio iban a realizarse en 2016.