Las empresas no presentan ofertas para instalar una marquesina en graderío en el campo de fútbol del polideportivo de Lasesarre porque no les quedaba margen para pagar a los empleados/as

lasesarrecampofutbolpolideportivo

La alcaldesa de Barakaldo no solo intenta ahorrar dinero en los servicios del Ayuntamiento a costa de los trabajadores y trabajadoras. También lo hace con las obras, hasta el punto de que hay trabajos que no pueden adjudicarse por su bajo precio, según ha constatado el PSE-EE.

Acaba de ocurrir con las labores de instalación de una marquesina en graderío junto al campo de fútbol de hierba artificial del polideportivo de Lasesarre. En un primer momento dos empresas se presentaron a la subasta organizada por el Instituto Municipal del Deporte (IMD), pero se retiraron del proceso al percatarse que no podían ejecutar las obras por los 79.971,04 euros establecidos en la licitación.

“A ninguna de las compañías le salía a cuenta hacer los trabajos porque, por mucho que ajustaban costes, solo la fabricación de las piezas se llevaba todo el dinero presupuestado. No les quedaba margen para pagar a los empleados y empleadas. Igual es porque la alcaldesa se cree que la gente trabaja gratis”, ha lamentado el concejal del PSE-EE Juan Antonio Pizarro, que estuvo presente en la mesa de contratación donde los técnicos dieron cuenta de la problemática.

 

TRES MESES MÁS DE RETRASO

¿Qué ocurrirá ahora? Que tendrá que incrementarse el precio de licitación de las obras y volver a sacarlas a subasta, con lo cual es muy probable que la marquesina con graderío, muy demandada por los usuarios y usuarias, no pueda estar concluida antes de que finalice la presente temporada futbolística. “Estamos hablando de alrededor de tres meses más de espera para que se ejecuten las obras”, ha advertido Pizarro.

Este retraso se une a la dejadez de la alcaldesa en el campo de fútbol de La Siebe, cuyo césped se encuentra en un estado lamentable, hasta el punto de que se tienen que suspender algunos partidos y entrenamientos. Además, los usuarios y usuarias se duchan a menudo con agua fría y los vestuarios se encuentran en un estado lamentable.

Según denuncia el concejal del PSE-EE, estos últimos problemas en el IMD “son una nueva muestra de la degradación que sufren los servicios de calidad que se veían prestando desde que tomó posesión la alcaldesa hace dos años y medio”.

Para los Socialistas, casos como el retraso en las obras de Lasesarre únicamente son achacables a la nefasta gestión de los contratos que hace el Gobierno del PNV encabezado por Amaia del Campo.

Solo en el IMD cabe recordar los retrasos en el pago y recortes que están sufriendo los trabajadores y trabajadoras del servicio de recepción del polideportivo de Lasesarre, algo que puede extenderse a los contratos de limpieza y el mantenimiento de todas las instalaciones deportivas, puesto que acaban de salir a subasta sin proteger a las respectivas plantillas.