Alba Delgado ha explicado que las orejeras sirven únicamente para resguardar a las personas del frío: “No protegen del ruido, porque lo que queremos es reducir el lanzamiento de petardos y cohetes, no fomentarlo”

La concejala de Desarrollo Sostenible y Medio Natural del Ayuntamiento de Barakaldo, Alba Delgado, ha ofrecido hoy una rueda de prensa con motivo del comienzo del reparto gratuito de 1.200 orejeras para concienciar a los vecinos y vecinas de las molestias que causa el uso de material pirotécnico durante las Navidades. Una persona, provista de un carrito con la imagen de la campaña y el lema ‘Tápate las orejas solo por el frío’, irá repartiendo las orejeras hasta el sábado a lo largo de la ciudad.

“Estas orejeras sirven para resguardar a las personas del frío. No protegen del ruido, porque lo que queremos con esta iniciativa es reducir el lanzamiento de petardos y cohetes, no ponérselo fácil haciendo que quienes soportan esta práctica incívica tengan que recluirse en casa y taparse los oídos por los estruendos”, ha subrayado Delgado. La concejala ha precisado que las orejeras tampoco sirven para los animales.

La campaña ha arrancado esta mañana en la Herriko Plaza y esta tarde se trasladará a Cruces. En concreto, a las 17.00 horas el carrito empezará su recorrido junto a la Casa de Cultura de este populoso barrio. Mañana le tocará el turno a Arteagabeitia-Zuazo; por la mañana la iniciativa arrancará a las 11.00 desde el cruce entre la Avenida de Euskadi y la calle Arteagabeitia y por la tarde hará lo propio desde la Plaza Cantabria.

El viernes el carrito con las orejeras se trasladará a San Vicente; por la mañana partirá a las 11.00 horas de la Avenida Miranda, esquina con la calle San Vicente, y por la parte iniciará su recorrido a las 17.00 en el parque de la cervecera. El sábado, por último, le tocará el turno a la zona centro; a las 11.00 la campaña estará en Bide Onera y a las 17.00 en el Paseo de Los Fueros.

MIEDO, ESTRÉS, PALPITACIONES…

Alba Delgado ha recordado que la iniciativa ‘Tápate las orejas solo por el frío’ trata de hacer llegar a la población barakaldesa sobre los daños que provoca el material pirotécnico en determinados colectivos. “Está demostrado que, además de poder causar daños físicos en quienes los manipulan, la utilización de estos artefactos provoca ruidos que afectan negativamente a animales de compañía y seres humanos –fundamentalmente personas mayores o que sufren diferentes trastornos, como el autismo, pero también bebés-“, ha detallado.

“Miedo, estrés, palpitaciones, taquicardia, infartos… La lista de dolencias que provocan los cohetes y petardos en personas y animales desgraciadamente es muy amplia”, ha advertido Delgado, quien desde el área de Desarrollo Sostenible y Medio Natural organizó asimismo la semana pasada una charla informativa para saber cómo afrontar este problema con los perros dentro del programa Barakaldo City Dog. Fue un éxito, ya que medio centenar de personas se acercaron al Centro Cívico Clara Campoamor, el triple que en otras ocasiones.

La campaña incluye también el reparto de carteles por establecimientos hosteleros y comercios de Barakaldo, así como un vídeo de sensibilización de 30 segundos que se lanzará a través de las redes sociales del Ayuntamiento y los medios de comunicación.